lunedì 21 agosto 2017

¿QUE ES LA MONEDA?


Hoy en día la moneda que circula es “UN OS DEVO” emitido por el Estado a los
ciudadanos. Literalmente, cada céntimo, cada billete, cada título de estado y cada saldo de cuenta
corriente que tenemos en la mano es una promesa hecha a los ciudadanos por parte del Estado (que
tendrá) que pagarle algo a cambio de ese metal, de esos pedazos de papel, de los valores o la cantidad
escrita en esa cuenta. Lo que el Estado se compromete a deber el ciudadano es la cuestión que tratan
las siguientes líneas.
Entonces, la moneda es siempre de propiedad soberana del Estado que la emite, ya que el Estado crea
la moneda soberana circulante gastando EN PRIMER LUGAR, es decir es el único sujeto que 'monetiza'
EN PRIMER LUGAR los bienes y servicios circulantes comprándolos, después y solo después pueden
también hacerlo los ciudadanos, pero sólo una vez que el Estado ha gastado en primer lugar
originando la moneda. En el proceso de monetización de bienes y servicios, el Estado es asistido por el
Banco Central (BC), que de hecho monetiza el acto original de los gastos del Estado (detalles en el
capítulo cómo gastan el dinero los Estados con moneda soberana).
Todos sabemos la historia (falsa) de los ancestros que para dejar de cambiarse ovejas con leña o
naranjas por madera o ladrillo por hierro, y por lo tanto para evitar vivir manejando masas de bienes
continuamente, decidieron inventar la moneda, que representaba el valor de los activos o bienes y era
mucho más ágil y fácil de usar. Después sabemos que tras muchos años se invento el papel moneda
(billetes), aún más eficientes, y que se decidió que ese dinero en circulación siempre pudiera ser
"convertido" en algo valioso y concreto que le daría un valor: el oro u otras monedas principales. Hasta
1944 y hasta 1971 después, el ciudadano podría teóricamente llevar sus billetes al banco, o al BC, y
esperar que a cambio le dieran

Nessun commento:

Posta un commento

Grazie per i vostri commenti.